La respiración

Somos el aliento de vida viviendo en un cuerpo: el chi, ki, prana, pneuma, la fuerza vital. El aliento de vida no puede manifestarse sin la respiración. Y la respiración no puede existir sin la inhalación y la exhalación.

El aura

Aliento en latín significa aura. El aura es ese mundo energético alrededor de nosotros que nutre nuestra fisiología. La ciencia cada vez más reconoce su existencia. También se le llama cuerpos energéticos, cuerpos sutiles, alma o espíritu.

Este mundo energético no está estático. Está en movimiento, descendiendo por el frente mientras penetra el cuerpo para crear la materia, y ascendiendo por detrás mientras sale del cuerpo para regresar a la energía. Es la Fuente a la que se refiere Jin Shin Jyutsu.

La respiración es responsable de que esto sea así. Durante la exhalación o espiración pasamos de la energía a la materia para crear el cuerpo. La energía desciende por el frente hasta los pies.

Durante la inhalación o inspiración pasamos de la materia a la energía, mientras asciende por detrás desde los pies hasta la cabeza. En esta etapa limpiamos y regeneramos el cuerpo.

Durante la exhalación soltamos, dejamos ir, liberamos lo que no necesitamos, el pasado, los miedos. Durante la inhalación recibimos la energía vital para vivir el ahora. Dar y recibir: la inspiración y la espiración no pueden existir independientemente.

Cada flujo de energía, cerradura, acción va a traer la inspiración y la espiración. Toda desarmonía del cuerpo puede comprenderse en términos de espiración o de inspiración.

Respiración

Ciclo de la respiración energía-materia-energía

En cada respiración se completa el ciclo no_físico–físico–no_físico, y ocurre simultáneamente el ciclo constante de creación: la energía transformándose en materia, el espíritu adoptando la forma física.

Si no hay suficiente energía el cuerpo no funcionará armónicamente. De ahí que cuando la relación entre la energía y la materia, entre la inhalación y la exhalación, está en equilibrio, tenemos abundante vitalidad, tenemos SALUD.

Soltamos todo y recibimos la abundancia del universo. En equilibrio somos inmunes a las dolencias del mundo.

Si dependiera de nuestro ego, respirar sería extremadamente difícil. Por suerte, el proceso de la respiración está bajo la responsabilidad del sistema nervioso autónomo de manera de realizarlo casi “automático”. No obstante, se ve afectada por nuestros estados emocionales que llamamos actitudes, las cuales están basadas en el miedo.

Cuando nuestra respiración es corta no experimentamos la vida y salud abundantes. La fórmula es simple: soltar todo para recibir la abundancia. Cada dolencia podemos caracterizarla como un problema de respiración reducida.

Mientras más conscientes  estemos de nuestra respiración física, más conectados estaremos a la respiración del espíritu. Porque la materia es el nivel más bajo del espíritu y el espíritu es el nivel más elevado de la materia.

Lo que nos hace libres es LA RESPIRACIÓN. Jin Shin Jyutsu se encarga de estudiarla.

Anuncios

Acerca de Jaime Escobar

Terapeuta JSJ
Esta entrada fue publicada en Filosofía y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La respiración

  1. garco dijo:

    Gracias por su generosidad

  2. Jaime,
    Esto es un Curso de Jin Shin Jyutsu (5 dias) en gotas de Conciencia

    Que maravilla!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s