Mercurio retrógrado diciembre 2010

Sistema Solar

Los planetas de nuestro sistema solar representan la energía del punto -la fuente de luz- que se descompone en frecuencias distintas para desenvolver la consciencia. Reflejan la luz llevando información a los cuerpos energéticos y físicos que los reciben para contribuir en la creación de la vida.

Esa consciencia del punto se altera, aunque no así su naturaleza, cuando interactúa con otras energías del punto, ya sea en conjunción, en oposición, en cuadratura (formando un ángulo de 90º entre ellas) tomando a la Tierra como centro de observación.

Pero también lo hacen cuando los planetas tienen de fondo las distintas constelaciones del zodíaco, que en astrología se denominan signo zodiacal, por donde transitan durante el año de traslación de la Tierra alrededor del Sol.

Si observamos el cielo todo el año veremos que los planetas recorren las constelaciones zodiacales en el sentido que lo hace el Sol. Pero en determinados períodos, dependiendo de su movimiento de traslación visto desde la Tierra, lo hacen en sentido inverso, lo que se llama retrogradación.

Además del planeta, el signo zodiacal por donde transita, y los aspectos (conjunción, oposición, etc.) la consciencia de desdobla de manera distinta cuando el planeta está directo o retrogradando. Y esta situación está influyendo permanentemente en los seres vivos, pues somos el microcosmos del macrocosmos.

El efecto energético de la retrogradación es algo así como retroceder para profundizar en nuestro interior y tomar impulso en una acción que debe ser revelada o manifestada emocional, mental y físicamente.

El planeta Mercurio, que es la consciencia de la comunicación, entró en retrogradación ayer 10 de diciembre, y estará en esa condición hasta el 30 de este mes cuando recuperará su movimiento en el sentido de la rueda zodiacal.

La astrología nos dice que las comunicaciones se hacen más difíciles durante este período. Para los romanos era el dios del comercio. Los mensajes mentales, verbales y desplazamientos físicos son más exigentes y se llenan de obstáculos y confusiones. Parece que las “cosas” no fluyen.  Es un tiempo para revisar, reparar, remodelar y todos los verbos con el prefijo re que hacen énfasis en repetir una acción para profundizarla. Pero fundamentalmente tiene que ver con nuestra consciencia interior.

Mercurio

Mercurio retrograda comenzando en el signo Capricornio por unos días hasta mayoritariamente Sagitario, donde reiniciará su movimiento directo el 30 de diciembre. Es decir, que va desde la consciencia de lo que es útil (Capricornio) hacia lo que hemos de percibir (Sagitario) para desplazarnos en la vida en libertad y asimilarlo para que este viaje exprese nuestra alma a través de la capacidad de ser prácticos (Capricornio). La rabia sagitariana por no podernos expandir puede aflorar en este período.

En Jin Shin Jyutsu, Mercurio representa la consciencia que equilibra los cuerpos materiales con los energéticos, purificándolos. Esa cualidad es realizada en nuestra fisiología por las energías de los Riñones y la Vejiga. Y el tejido que nutren es el de los músculos, primordiales para movernos y desplazarnos. Desde los músculos surgen las venas que retornarán al corazón la sangre para que sea purificada.

Mercurio es la energía que predomina en el invierno. El estado positivo es tranquilidad, y la actitud que lo inarmoniza es el miedo.

De modo que para los habitantes del hemisferio norte, la retrogradación de Mercurio permitirá conectar con nuestros miedos para facilitar la purificación interior que obliga esta etapa estacional. Para los habitantes del hemisferio sur, que inicia el verano, es un momento de liberarse de miedos limitantes y revisar todo aquello que nos hará experimentar en libertad esta estación de vacaciones,viajes y calor.

El comercio navideño se va a ver afectado más que en otros años.

AUTOAYUDA

  • El dedo índice es el dedo de Mercurio. Sujetarlo varios minutos con la otra mano para armonizar esta energía en nosotros, energizar a los Riñones y la Vejiga, los músculos y disolver los miedos para fluir según el propósito de la consciencia mercurial.
  • Toca ambas rodillas, lado interno, con la mano opuesta para mover la totalidad de nuestro ser y recargar Mercurio.
  • El dedo medio nos permitirá disolver la rabia que pueda surgir en esta etapa, para que Mercurio pueda transitar libremente por Sagitario.
  • Realizar cada ejercicio cuantas veces desees, de 5 a 10 minutos o hasta 20 si sientes una relajación importante.
Anuncios

Acerca de Jaime Escobar

Terapeuta JSJ
Esta entrada fue publicada en Astronomía-Astrología y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s