Solsticio y eclipse de luna llena

Este 21 de diciembre de 2010, a las 19:11 (23:31 UT) tendrá lugar el solsticio de invierno en el hemisferio norte, y de verano en el hemisferio sur.

Antes, vendrá precedido por un eclipse de luna llena que ocurrirá entre las 2:00 y las 4:30 (6:30 y 9:00 UT) de modo que no podrá ser visto en Europa. La fase central de la Luna Llena (eclipsada) será a las 3:45 (8:15 UT) en el signo de Géminis.

Una buena oportunidad para observar el eclipse de Luna, que en el continente americano no volverá a verse hasta el 15 de abril del 2014.

En la fase de Luna Llena se culmina, se completa una idea que al inicio fue una visión que fue sentida subjetivamente como respuesta a una necesidad. Si el Sol representa el propósito, el alma, la Luna es la personalidad, como forma o vehículo que expresa este propósito. Pasamos de lo subjetivo a lo objetivo.

En el ciclo de las plantas, es el momento de la floración. Y las mujeres cuyo ciclo menstrual está sincronizado con el ritmo lunar también ovularán. Se manifiesta la necesidad de unión para asegurar la fertilización.

Pero en esta oportunidad, la Luna se eclipsa antes de alcanzar su fase llena. La luz reflejada que da las formas se oscurece en una invitación hacia la subjetividad nuevamente. Cuando la luz de la consciencia se ve temporalmente bloqueada algo nuevo nos es revelado, algo que suele permanecer oculto. Si abrimos nuestra consciencia a “la sombra” probablemente la experimentaremos como algo neutro, revelador o sanador.

Durante el eclipse lunar el pasado se ve oscurecido por el presente. En ausencia de los condicionamientos del pasado surge la posibilidad de iluminar el futuro e iniciar nuevas experiencias de una forma distinta.

Los budistas dicen que todo lo que emprendamos durante un eclipse (lunar o solar) se verá aumentado incluso en sus aspectos negativos. Por ello sugieren que las personas mediten o realicen actividades positivas durante la ocurrencia de estos fenómenos con el fin de beneficiarse y también favorecer a los demás.

Durante estos días, una de las influencias del eclipse lunar en el signo de Géminis es que nos sintamos dispersos o ambiguos, con sentimientos encontrados ante asuntos por aclarar o definir. La energía del Estómago nos ayudará a experimentar lo que la “sombra” tiene que mostrarnos, a ordenar y enfocar nuestras ideas para hacernos prácticos y dejar las divagaciones, además de corregir posibles desarreglos digestivos.

solsticio invierno stonehenge

El mismo 21 de diciembre en la noche, el Sol arriba al signo de Capricornio al momento que se “detiene” (solstitium: sol quieto) en su posición más al sur de máxima declinación para el hemisferio norte. Allí se mantiene durante tres días cuando comienza a desplazarse nuevamente hacia el norte. Esa “resurrección” del Sol es celebrada en el hemisferio norte con la Navidad, el nacimiento del niño sol de las fiestas paganas de la antigüedad.

La estación invernal inicia con el día más corto y la noche más larga del año. El invierno trae sentimientos de tristeza y miedo. Se cierra un ciclo anual que nos negamos a reconocer y aflora temor ante la incertidumbre del futuro. El frío invernal obliga a convivir con nuestras miserias para superarlas. Las dolencias de esta estación podemos ayudar a sanarlas energizando las energías de los Riñones y de la Vejiga para filtrar y balancear nuestras sensaciones con tranquilidad y equilibrio.

En el hemisferio sur se da inicio al Verano. Es el día más largo del año y la noche más corta. En la primera parte de la estación, las dolencias surgidas podemos ayudar a sanarlas con las energías del Bazo y del Estómago. Al calmar la preocupación y ordenar los pensamientos para permitir que el sol del verano nos nutra adecuadamente recuperamos la seguridad.

 

AUTOAYUDA

 

  • Para la Luna Llena con eclipse: el Central Principal para ordenar y balancear los fluidos corporales, luego
  • El Supervisor derecho para conectarnos con el presente. Continuar con la energía del Estómago, asegurando el dedo pulgar.
  • Solsticio de invierno para los que viven en el hemisferio norte: asegurar el dedo índice para energizar Riñones y Vejiga.
  • Solsticio de verano para los que viven en el hemisferio sur: asegurar el dedo pulgar para energizar las energías del Bazo y del Estómago.
  • La entrada del Sol en el signo de Capricornio podemos sintonizarla tocando simultáneamente con los dedos de una mano el centro de la otra, recargando la energía del Ombligo que lo representa.
Anuncios

Acerca de Jaime Escobar

Terapeuta JSJ
Esta entrada fue publicada en Astronomía-Astrología, Efemérides y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s