La energía del cerebro se restaura durante el sueño

Durante las primeras etapas del sueño, el nivel de energía crece dramáticamente en regiones del cerebro que son las más activas durante la vigilia, de acuerdo a un estudio realizado en ratas de laboratorio para demostrar la restauración de la energía del cerebro durante el sueño.

Los resultados sugieren que el aumento de la energía celular repone los procesos cerebrales necesarios para el normal funcionamiento cuando se está despierto.

Medidos en ratas los niveles de adenosin trifosfato (ATP), la energía común en las células, mientras se encontraban durmiendo, se observaron incrementos en áreas normalmente activas durante la vigilia.

En la gráfica se aprecia el incremento de energía medido en la corteza frontal, región del cerebro asociada al pensamiento, durante el sueño. El incremento de la energía en esas regiones del cerebro va acompañada de la disminución de la actividad cerebral. Tal vez sería más adecuado decir que motivado a la disminución de la actividad cerebral durante el sueño, se incrementa la energía en esas regiones del cerebro.

Miembros del equipo de investigación señalan que los niveles de energía en el cerebro son claves para que la restauración ( y regeneración) ocurra durante la noche. Dormir es necesario para que el incremento de ATP ocurra, mientras que mantener las ratas despiertas impide tal proceso.

Este aumento de energía debe, por tanto, potenciar procesos restauradores ausentes durante la vigilia porque las células cerebrales consumen grandes cantidades de energía para realizar las funciones diarias cuando se está despierto.

La investigación pone de manifiesto que existe un impulso energético dependiente del sueño, necesario para facilitar la restauración de los procesos biosintéticos agotados durante la vigilia. Pero deja sin resolver las causas específicas que producen ese incremento energético restaurador en las células.

En nuestra especie el sueño reparador ocurre cuando la mente pensante deja la escena. No sabemos adónde va, pero si no lo hace no podemos dormir. Y gracias a su ausencia las funciones regeneradoras del cuerpo entran en acción. Es lo que los científicos del artículo citado llaman “impulso energético dependiente del sueño”.  Los autores sugieren que el incremento está relacionado con la disminución de la actividad de la célula cerebral durante el sueño. Esa actividad de la célula, agregamos, la propician la mente pensante y las funciones activadas por el ritmo circadiano durante el día.

Las técnicas de relajación como la meditación y las disciplinas terapéuticas como Jin Shin Jyutsu lo que hacen, de manera natural, es calmar la mente para que la regeneración ocurra. Y ella ocurre cuando la energía fluye sin obstáculos, los obstáculos que pone la mente pensante, las actitudes, y se recargan las inteligencias que han bloqueado la circulación energética en el cuerpo, las cerraduras de seguridad energética.

¿Y por qué fluye la energía restauradora? Los científicos aún no descubren las causas bioquímicas pero podemos decir que se produce por una razón:  La Respiración. Sin respiración no hay movimiento energético, no hay actividad bioquímica, los neurotransmisores no trabajan.

Es evidente la importancia de tener un sueño reparador para gozar de buena salud durante más tiempo en nuestras vidas. Sin embargo, la respiración durante este período puede ser la más deficiente de todas, lo que ocasiona a veces que el tiempo dedicado al sueño sea también insuficiente.

Para limpiar el cuerpo, relajar la mente, mejorar la respiración antes de dormir y tener un sueño reparador, podemos hacer algunos ejercicios sencillos y poderosos en beneficio de nuestra salud.

AUTOAYUDA

  • Hacer el Central Principal, la fuente. En la mañana nos recargamos y en la noche limpiamos el cuerpo antes de dormir. El primer paso: D en coronilla / I en entrecejo trabaja la glándula Pineal encargada de producir la hormona del sueño y la vigilia, la melatonina. Hacer cada posición al menos por 2 minutos.
  • La acumulación de estrés diario puede llevar a experimentar insomnio. Asegurar el dedo pulgar de una mano con la otra ayuda a liberar estrés y nos conecta con el sueño. Hacer hasta conciliar el sueño.
  • Antes de acostarnos podemos asegurar cada dedo de una mano con la otra para balancear emociones, mente y cuerpo. De 2 a 3 minutos en cada dedo.

 

Anuncios

Acerca de Jaime Escobar

Terapeuta JSJ
Esta entrada fue publicada en Ciencia y JSJ y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La energía del cerebro se restaura durante el sueño

  1. Ailed dijo:

    Maravilloso articulo Jaime, mil gracias
    Un abrazo,
    Ailed

  2. ana dijo:

    Como siempre una clase magistral…
    Gracias,gracias,gracias..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s